Mostrando entradas con la etiqueta termostato. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta termostato. Mostrar todas las entradas

lunes, 23 de octubre de 2017

Otra Caldera

  Con todo lo que se está desarrollando IoT, cada vez hay más dispositivos que nos pueden ayudar a automatizar y/o controlar aparatos.
  Después de todo lo aprendido con el desarrollo anterior para controlar una caldera de Gas-oil, y la evidente complicación de la solución, en esta ocasión os propongo una solución mucho más sencilla.
  Esta vez decidí comprar un enchufe wifi como este:
  Es un enchufe controlable por wifi que permite encender y apagar con una aplicación en el móvil, barato y sencillo, además con la calidad que se le supone a Xiaomi.
  La verdad es que la construcción es buena y la aplicación funciona perfectamente, además permite automatizar algunas acciones, como actuar sobre el enchufe cuando estés en cierta localización (por ejemplo, podrías encender automáticamente la caldera cuando vas hacia casa), encender o apagar por horario, con un temporizador, o cuando se den otras condiciones que se pueden programar en la app.
 La primera idea era la evidente de conectar un relé de 220V a la salida y con él abrir o cerrar el circuito del termostato de la caldera, pero, entre que no lo hay con clavija europea, con lo que hay que enchufarlo sobre un adaptador, y que habría que enchufarle otro macho en la salida para alimentar el relé, se haría un montaje bastante grande y feo.
  Vista la página del fabricante, en la que tienen esta foto:
  Se me ocurre que podría abrirlo para modificar el circuito interno y así utilizar su propio relé para activar o desactivar el circuito del termostato externo de la caldera, y eso es lo que hago.
  
  No es un aparato diseñado para abrir o reparar, la caja está pegada, no hay tornillo y para abrirla hay que cortarla, con cuidado de no dañar la circuitería interna, para ello lo que hago es ir cortando con cuidado toda la esquina inferior alrededor de la caja tratando de cortar sólo plástico:

  Es difícil, no hay tornillos ni presillas, no se ha previsto para abrir, hay que ir con cuidado y ser paciente. Una vez abierto hay que desoldar del circuito las patillas del enchufe, que están soldadas directamente y es necesario para poder separar la parte plástica de abajo.

  Una vez liberadas las patillas, se libera el plástico y queda la placa del circuito accesible:


  Se observa que la construcción es muy buena, y la calidad del circuito es alta, hay dos partes claramente diferenciadas, la parte de potencia con las conexiones de entrada y salida y la fuente de alimentación en la placa horizontal, y la parte de comunicaciones y procesamiento en la parte de la placa vertical.
  
  Por la parte de abajo se puede identificar el circuito de potencia:

  
  La idea sería entonces separar el la salida del relé del circuito de 220V, y utilizar este contacto para abrir o cerrar el del termostato de la caldera. Había pensado en cortar las pistas del circuito impreso que conectan la salida del relé, pero al ser una placa con circuito por ambas caras, no tengo la seguridad de que se aisle totalmente el circuito, de hecho la alimentación se toma de esta pista por el otro lado de la placa.


  Con lo que la otra opción es levantar el relé y separar físicamente las patillas del circuito:

    Una vez separadas, sólo hay que conectar unos cables que serán los encargados de conectar con el circuito del termostato de la caldera:


  Estos dos cables rojo y verde serán el contacto libre de potencial que abrirá o cerrará el circuito según nuestra orden en la app, hay que tener cuidado de aislarlos bien con el manguito termoretráctil ya que sigue habiendo partes de la placa que están a 220V.

 Hay que tener la precaución de que ambos lados de la placa sigan conectados en los agujeros donde antes estaban las patillas del relé, ya que de uno  de ellos se toma la tensión para la fuente de alimentación del circuito a través de la resistencia que se ve detrás del varistor.

  Y sólo falta la conexión de entrada de red, que antes se hacía con las patillas del enchufe directamente, así que soldamos el cable de alimentación directamente en el mismo sitio que antes tenía las patillas, los cables azul y gris:



  Y una vez comprobado que funciona correctamente, sólo queda meterlo en una caja, una caja estanca de conexiones eléctricas, aunque la caja en la que venía es perfecta, a pesar de que el corte ha sido un poco bruto, así además se puede seguir utilizando el botón de control manual (que de haber utilizado otra caja habría que cambiarlo de sitio para que fuera accesible desde el exterior):


  

  Tenemos por un lado los cables de alimentación y por otro los de salida del circuito del relé.

  Y finalmente sólo queda conectarlo en la caldera:

   En el bornero de la caldera, se puede identificar claramente la conexión de alimentación y la del termostato (los dos cables negros a la derecha).


  Conectamos los nuevos cables de alimentación de la placa que acabamos de soldar en paralelo con los de alimentación, y los del termostato intercalados en el circuito del mismo. Volvemos a cerrar la caja de conexiones y listo.

  Ya tenemos la caldera controlada por internet, podemos encender o apagar la calefacción desde cualquier sitio, lo único que hay que tener en cuenta es que hay que dejar programada en el termostato la temperatura deseada y que si queremos que funcione en modo manual (o control local) se puede pulsar el botón de control manual, que funciona igual que la conexión remota, de forma que si lo encendemos en local podemos apagarlo luego en remoto y viceversa.

 La aplicación móvil es la Xiaomi Mihome, que permite controlar un montón de dispositivos de la marca, el uso es muy sencillo, una vez configurada (por cierto sólo me funcionaba seleccionando la región como China Mainland), aparece el dispositivo:



  Se puede tocar directamente el botón deslizador al lado del dispositivo caldera, o bien tocar el dispositivo para que nos lleve a la pantalla siguiente:
  En la que se ve el dispositivo apagado, que se puede encender tocando la figura del enchufe o el botón de Power.
Una vez que está encendido, se pone en azul como se puede ver, además el color y el estado de la salida se produce como confirmación, se pone azul cuando el sistema comprueba que ha ejecutado la orden y tiene realimentación del estado, no sólo cuando pulsamos, con lo que en caso de tener el dispositivo compartido por varias personas (se puede) al entrar en la aplicación vemos si está encendido o apagado antes de actuar sobre él.

 Los botones de timer son para establecer encendidos y apagados por horario y el de Countdown es para arrancar un temporizador que lo apague (o encienda) cuando pase el tiempo establecido.
 Además en el botón de arriba a la derecha, se puede programar automatizaciones, por ejemplo que se ejecute una acción en una localización, de manera que si quieres que se encienda la calefacción automáticamente cuando vas hacia casa, puedes programar una localización por la que pases de camino para que el móvil dé orden de arranque cuando pases por ella.







jueves, 3 de marzo de 2016

Las cosas no se callan

Si es que las cosas hablan de verdad, la caldera, se queja de que se está quedando sin gasoil...

Me ha enviado este correo, como estaba previsto al llegar a los 200l, los siguientes serán a los 150 y de ahí cada 50l.

Caldera a través de smtpcorp.com 

1 mar. (hace 2 días)
para 
El nivel de Gasoil está al 20%, considera pedir
Temp=4,12ºC / Humedad=43%H.R. / Gasoil=196,50litros / Presion atm=1020,0hPa.

Nunca me había durado tanto un tanque de gasoil, este año ha sido de muy poco frío, normalmente entre Diciembre y primeros de Enero tenía que reponer, este año a 1 de Marzo todavía quedan 200l...
Si tuviera el sistema registrando desde hace más tiempo podría hacer una correlación entre la media de temperaturas exteriores y el consumo de calefacción, espero que para el año próximo podamos ir incrementando la inteligencia del sistema y prever consumos o tener en cuenta el pronóstico del tiempo.
El montaje del invento aquí: Caldera WIFI

lunes, 20 de abril de 2015

Autoclave (Horno para curar fibra de carbono)

    Me dice mi amigo Santiago que necesita un sistema de control para poder fabricar piezas de fibra de carbono para sus aviones.
   El proceso de fabricación necesita unas condiciones de presión y temperatura determinadas además de controlar los tiempos de curado, básicamente consiste en preparar los perfiles del ala y forrarlos con las capas de fibra de carbono, resina y kevlar, meterlo en una bolsa de plástico y hacer el vacio para que la presión atmosférica oprima el montaje en todas direcciones.
   Además se sube la temperatura y se mantiene en esas condiciones el tiempo que necesite.
   Hay otras etapas de curado, de endurecimiento y demás, así que el sistema ha de ser capaz de poder ejecutar cada etapa con unos valores diferentes.

Prototipo del control funcionando.